Captura de pantalla 2017-09-06 a les 11.31.45

 

Surcar el litoral del Golf de Sant Jordi es siempre un placer. Hacerlo en una de las grandes embarcaciones que ofrece Estació Nàutica Costa Daurada es sinónimo de disfrutar y vivir el mar de forma intensa.

Grandes catamaranes, cruceros turísticos, goletas de madera e incluso una ruta fluvial por el río Ebro son algunas de las propuestas que Estacio Nàutica sugiere para navegar. Ver el litoral de Salou, Cambrils, Miami Platja, l’Hospitalet, l’Ametlla de Mar, l’Ampolla y Deltebre-Riumar desde unas perspectiva diferente es posible gracias a nuestras embarcaciones totalmente equipadas, con todas las comodidades para disfrutar de unas horas en el mar. Son auténticas terrazas o privilegiados miradores para observar nuestro litoral.

El puerto de Cambrils es el punto desde el cual se inician muchas de las salidas de este tipo de embarcaciones. Grandes catamaranes y cruceros turísticos surcan todos los días las aguas de la Costa Daurada transportando a numerosos pasajeros, muchos de los cuales aprovechan el fondeo de los catamaranes para bañarse en el mar o practicar snorkel. Otros, en cambio, prefieren tumbarse al sol mientras disfrutan del catering de la embarcación. Son formas diferentes de vivir el mar con una finalidad en común: disfrutar de una experiencia náutica.

Captura de pantalla 2017-09-06 a les 11.41.15 Otra opción que ofrece Estació Nàutica es recorrer el litoral de l’Ametlla de Mar y l’Ampolla y hacerlo con una goleta clásica de madera. Una embarcación que surca las aguas de manera sostenible, de la forma más ecológica posible, con el objetivo de respetar al máximo el entorno natural. La goleta ofrece la posibilidad de recorrer el litoral de l’Ametlla de Mar, l’Ampolla y Deltebre-Riumar y practicar snorkel, paddle surf, bañarse en el mar o simplemente tomar una copa de cava contemplando la puesta de sol.

 

Dormir a bordo de un barco es posible

 

Para aquellos que desean vivir una experiencia completa, Estació Nàutica dispone también de embarcaciones preparadas para pernoctar a bordo y hacerlo con todo el confort. Dos barcos, uno con una capacidad máxima de 12 plazas y la goleta, con una capacidad de 14 plazas, forman esta exclusiva oferta.

Finalmente, una opción diferente es recorrer los últimos kilómetros del río Ebro en un crucero turístico con salida y llegada en Deltebre. La flora y la fauna del Parc Natural del Delta, espacio catalogado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, se combina con la visita por mar a la Illa de Buda y la desembocadura del Ebro, el punto en el cual el mar se funde con el río.